Cualidades para un buen liderazgo – Consultora Pautas

Cualidades para un buen liderazgo

Comunicación Empresarial

Los gerentes de hoy enfrentan una gran crisis: un tercio de sus empleados no creen en su gestión. El perfil de sus trabajadores ha cambiado y sus necesidades también. En promedio, después de graduarse de la universidad, un millennial cambiará de trabajo cuatro veces antes de los 32 años. Ante este reto, los líderes o se replantean su forma dirigir o ellos y sus empresas terminarán en el olvido.

La queja más recurrente entre los equipos de trabajo es que sus líderes no son dignos de confianza. Ahora bien, este no tiene que ser el caso de tu equipo, acá las cualidades que Daniel Wang, creador de Loopring Protocol y fundador de la Loopring Foundation, sostiene todo líder de hoy debe tener:

1.-Entusiasmo sincero
Sí, un entusiasmo genuino y sostenido. Los empleados, que son liderados por gerentes que creen fervientemente tanto en su proyecto como en su equipo, son personas que tarde o temprano contagiarán ese entusiasmo a quienes estén a su alrededor.

Wang dice que ser entusiasta ayuda a un líder a identificar problemas clave existentes en su industria. “Cualquier innovación comienza a partir de estos problemas y finaliza con productos y servicios, con algunos de los problemas clave resueltos”, dijo.

2.-Ante todo, integridad
Hacer lo correcto aunque no sea la opción más popular o beneficionsa para el proyecto de momento. “Cuando la gente ve que los líderes carecen de integridad, puede ser casi imposible recuperarse”, dijo Wang. “La confianza perdida es difícil de recuperar”.

Ser un líder integral incluye reconocer tus errores, dar créditos cuando alguien de tus trabajadores tuvo una buena idea y salvaguardar la seguridad y calidad del proyecto y tu equipo.

3.- Buenas habilidades de comunicación
Puedes tener grandes conocimientos técnicos y grandes ideas, pero si no sabes comunicarlas no haces nada. Tampoco logras mucho si no sabes escuchar. Para Wang “Los líderes que no desarrollan estas habilidades a menudo son percibidos como débiles y con la boca llena de harina”.

4.- Lealtad es la clave
Los verdaderos líderes entienden que la verdadera lealtad es recíproca. “Los grandes líderes se ven a sí mismos como en una posición de servicio a los miembros de su equipo”, dijo Wang. “Los empleados que creen que el liderazgo es leal a ellos son mucho más propensos a mostrar su propia lealtad cuando es importante”.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓
Pareja cambió su fiesta de bodas por un viaje por 21 países

Emprendedora revela 13 formas de invertir en ti mismo para ser exitoso

5.- Determinación
Los líderes no solo deben estar facultados para tomar decisiones por su cargo, sino por su carácter. Comprenden que tienen tomar decisiones aunque estas siempre no sean aplaudidas por todos y puedan suponer riegos. Wang explica que los jefes que no toman decisiones son ineficaces. Muchos líderes dan largas al debate y luego crean una decisión por partes que no satisface a nadie. Buscar siempre un consenso puede tener un efecto negativo.

6.- Sabes entrenar
No basta con ser bueno en tu trabajo, es vital saber orientar, dirigir, motivar e inspirar. Wang ilustra este punto con el béisbol. Si bien casi todos los entrenadores de las grandes ligas tienen antecedentes como jugadores, los jugadores más exitosos no son necesariamente los entrenadores más destacados.

7.- Empodera
Un buen líder capacita y empodera a su equipo. El experto asegura que cuando los empleados tienen más poder, es más probable que tomen decisiones que redunden en el mejor interés de la empresa y del cliente. Por eso invita a los líderes a darles un poco de licencia para que se salgan del guión de vez en cuándo.

8.- Tiene carisma
Es así, las personas son más propensas a seguir el ejemplo de aquellos quienes son dueños de su agrado. Los mejores líderes son bien hablados, accesibles y amigables. Muestran un cuidado sincero y no fingido por los demás. “A las personas en todos los niveles de una organización les resulta fácil relacionarse con ellas y seguir su ejemplo”, concluyó Wang.

Fuente: blog.jurgenklaric.com/